lunes, 4 de julio de 2016

Salsa de tomate casera

Aunque sean más sanas y estén más buenas, este tipo de salsa de tomate o incluso el tomate frito no solemos hacerlo salvo que nos den/regalen un montón de tomates y no sepamos que hacer con ellos antes de que se nos echen a perder. Aun así, os aconsejo que cuando veais buenos tomates, aprovecheis y los compréis para preparar una deliciosa salsa de tomate casera que seguro que os va a encantar.


Ingredientes:
1,5 kg de tomates aproximadamente
1 pimiento verde
1 cebolla
1 cabeza de ajo
1/2 vaso de aceite
Sal y pimienta

Preparación:
Picamos la cebolla en juliana y pelamos los ajos, y los echamos en una cazuela junto con el 1/2 vaso de aceite y lo dejamos cocinar a fuego lento.


Mientras, vamos picando los pimientos, pero no los añadimos hasta que la cebolla esté casi transparente.


Una vez que la cebolla esté pochada, añadimos los pimientos.


Mientras rehogamos los pimientos vamos troceando los tomates en trozos no muy grandes y los vamos añadiendo a la cacerola. Añadimos sal y pimienta al gusto.


Dejamos cocinar por lo menos durante 45 minutos, hasta que veamos que los ingredientes están cocinados y blanditos.


Dejamos la cocción reposar un poco para que no esté demasiado caliente. La trituramos con la batidora y la pasamos por un chino para quitarle la piel, las pepitas y todo aquello que haga que no se nos quede una salsa limpia y cremosa.

Y así la podéis añadir a vuestros platos favoritos, arroz, carne, huevos... como el perfecto acompañamiento.




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario!!